Tiene un pie afuera del Barcelona y Messi lo llamó: "Quedate acá"

Tiene un pie afuera del Barcelona y Messi lo llamó: "Quedate acá"

Jueves 10 Sep 2020

De querer salir hasta hace apenas una semana a intentar impedir que otros se vayan del FC Barcelona. Así es Lionel Messi. Y si bien estuvo en la puerta de salida con todo su derecho, el crack argentino como capitán que es del equipo Culé hace pesar su veteranía en todo sentido. En esta oportunidad, según reportan desde España, Messi quiere para convencer a Luis Suárez, su gran amigo, a que se quede en esta temporada en el club, ante su inminente salida y las dudas en la incorporación de un reemplazo.

Como ya se sabe, Ronald Koeman ni bien llegó le comunicó al uruguayo que "no lo iba a tener en cuenta" en una forma que no cayó bien. Desde allí para adelante pasó mucha agua bajo el puente. Messi avisó que se iba, mandó el fax, tuvo al mundo en vilo y otros futbolistas pasaron de estar marcados con una X a no ser tan descartes.

El caso de Suárez es uno de ellos. De "No serás tenido en cuenta" pasó a "No estaría mal que sigas" de parte del entrenador holandés, que ve que no llega un reemplazo y los días pasan, No obstante, Suárez, sabiéndose afuera, empezó a recibir ofertas y Juventus ganó la pulseada. Le ofreció, según reportaron varios medios, tres años a razón de 10 millones de euros por cada uno.

Esta semana, a la oferta de la Juventus se le sumó una posibilidad de seguir en España pero en el Atlético de Madrid, un rival directo. A Suárez, de salir del Barça, le gustaría ya que no abandonaría el país. En el equipo del Cholo Simeone Morata se ve afuera y Suárez sería su reemplazo. Barcelona ahora recula y duda sobre dejar ir al uruguayo, sobre todo porque las negociaciones por Lautaro Martínez no avanzan y muchos coinciden en que no aportaría la misma cantidad de goles.

En caso que Suárez se quede finalmente, jugará y no se descarta que siga siendo el titular. Sin él, el único nueve de área es Martin Braithwaite, un jugador al que también se intenta ubicar en el mercado. Suárez tiene la bendición de Messi, que sigue siendo palabra sagrada en el Barcelona.