Jugaron en Rusia 2018, y ahora lo harán en la cárcel

Jugaron en Rusia 2018, y ahora lo harán en la cárcel

Martes 15 Ene 2019

 Alexandr Kokorin (Zenit) y Pável Mamáev(Krasnodar), cargan con el castigo de prisión preventiva, desde octubre pasado, acusados gamberrismo y agresión, delitos que el código penal ruso castiga con penas de hasta siete años de cárcel.

Ambos jugadores durante el Mundial.

Ambos futbolistas fueron filmados llevando a cabo los hechos por los que se los acusa, (agresión a dos funcionarios y a un conductor al que le provocaron graves consecuencias) y tras ello su vida cambió de forma rutilante, teniendo en cuenta que venían de hacer un gran Mundial junto a su seleccionado, llegando a Cuartos de final.

Kokorin es jugador del Zenit.

"La idea de los jugadores fue aprobada por el Servicio Federal Penitenciario. El subdirector, Valeri Maximenko, me dijo que muchos (celadores) estarían felices de enfrentarse en el campo con jugadores tan destacados", dijo Merkachova, vicepresidenta de la Comisión Supervisora de Medidas Cautelares.

Pavel juega en el Krasnodar.

Cabe destacar que ambos jugadores continuarán con prisión preventiva hasta que se desarrolle el juicio, el cual aún no se produjo pero que estaba estipulado fuera durante enero del 2019.