Análisis: El pleno de Lionel Scaloni para destrabar un partido muy cerrado

Análisis: El pleno de Lionel Scaloni para destrabar un partido muy cerrado

Analizamos el partido de Argentina contra México y hablamos sobre el gran acierto con Enzo Fernández

Domingo 27 Nov 2022

 Argentina se fue al descanso 0 a 0 contra México y sus posibilidades en Qatar se escurrían. Un primer tiempo atado, nervioso y con pocas ideas. Guido Rodríguez fue tercer central y lateralizó mucho con sus pases, y así, la salida fue cadenciosa y predecible.

La tenencia marcó 65% al término de los primeros 45 minutos en favor albiceleste pero eso no se tradujo en situaciones de gol. De hecho, no hay una oportunidad clara en la etapa inicial. Los aztecas se fueron al descanso con la sensación que tablas era negocio y en el segundo tiempo renunciaron a jugar.

Scaloni entendió que tenía que adelantarse en el campo y acá está su enorme acierto con la entrada de Enzo Fernández por Guido Rodríguez. Desde el minuto 56, Argentina jugó veinte metros más arriba y creció. El volante de Benfica entró en contacto con la pelota en 35 oportunidades y acertó 22 de los 27 pases que ejecutó, consiguiendo el 81% de efectividad.

Es verdad que el gol de Messi destrabó el partido y desató al equipo, pero Argentina volvió a ser algo más parecido a aquél de los 36 juegos invictos que al del porrazo con Arabia Saudita. Salida limpia y vertical, jugando a las espaldas de Herrera, algo truncó en la primera etapa.

Con el sacudón de modorra, los otros dos cambios en esa maniobra del entrenador fueron puesto por puesto. Molina por un correcto (y amonestado) Montiel y Álvarez por Lautaro Martínez, más al servicio del equipo y con poca participación ofensiva.

Como el punto no servía, sorprendió que la variante sea nueve por nueve pero no hubo tiempo de procesar el cambio porque 120 segundos más tarde apareció la bomba de Messi que desactivó el cerrojo mexicano.

Tata Martino metió altura con Jiménez y Scaloni respondió con Cuti Romero para armar línea de cinco defensores y poblar la zona. Piernas frescas de Palacios, sentido de ubicación con Enzo como GPS más el sacrifico de De Paul, importante aún en sus imprecisiones.

Con el 5-3-2 quedó al desnudo que México carece de variantes al momento de proponer, una extensión de su duelo con Polonia. Sin arco contrario, es imposible avanzar. Argentina con la ventaja entendió los momentos y administró la pelota, descansando en los pies de Messi.

Triunfo y desahogo al margen, ahora Scaloni tiene un lindo dilema. Arrancó con Paredes como volante central, siguió con Rodríguez pero jamás imaginó la trascendencia de Enzo Fernández. Su buen ingreso le abre un lugar para lo que viene. para la Selección Argentina.



Esta nota habla de: