Costó 140 millones de euros y es suplente en el Manchester City

Costó 140 millones de euros y es suplente en el Manchester City

Viernes 22 Abr 2022 24 días atrás

Pese a que el equipo es muy competitivo y pelea todos los torneos en la actualidad, siendo firme candidato a ganar tanto la Premier League como la Champions League, la realidad es que el Manchester City no tiene una gran política de fichajes. Más bien es mala. O errática en el mejor de los casos. Sucede que Pep Guardiola le saca brillo hasta a una roca y entonces sus victorias todo lo tapan. Incluso esas contrataciones millonarias e inútiles que el club Citizen suele hacer.

Como la que hizo al fichar a Jack Grealish. El mediocampista inglés llegó como superestrella al cuadro Celeste pero hasta el momento su primera temporada está siendo apenas discreta, casi idéntica a la anterior.

Pagar 140 millones por un suplente

Tras una última aceptable campaña 2020-21 con el club de su vida, el Aston Villa, en donde anotó 7 goles y dio 12 asistencias en un total de 27 partidos, Grealish aparecía como el jugador más atractivo para ser fichado por los poderosos de Inglaterra, pero nada hacía pensar que algún club se animaría a pagar lo que abonó el City: 117 millones de libras esterlinas (140 millones de euros al cambio).

Una vez concretado todo, el desafío de Grealish era competir por un puesto en el mediocampo del City con Kevin De Bruyne, Ilkay Gundogan o Bernardo Silva, pero por el momento no lo está consiguiendo. Grealish es más un suplente de recambio ocasional que un jugador de utilidad directa en quien Guardiola desea apostar. De los 33 partidos en que jugó en este curso sumados todos los torneos, sólo fue titular en 15, anotando 5 goles y dando otras 5 asistencias. Números muy pobres por lo que se pagó.

Pocos goles y asistencias, y pocos partidos

Incluso existe una estadística algo perturbadora: no fue convocado en hasta 8 partidos, sin contar en los que fue suplente (sin jugar un solo minuto) o en donde se ausentó por posibles lesiones. No haber sido convocado por el entrenador en 8 partidos habiendo costado unos 140 millones de euros es realmente llamativo y habla a las claras de que Guardiola no sabe exactamente qué hacer con él. Se decía que, cuando Grealish firmó, Bernardo Silba era un candidato a salir del City pero, por el contrario, el poetugués está más afianzado que nunca.

Millones y escándalos

Ser un jugador de alto perfil también le trajo algunos problemas. Varias veces se reportó que Grealish se había alcoholizado de más en salidas a bares en el centro de Manchester, protagonizando algunos pequeños escándalos que la prensa detalló con lujo. Además, junto a su compañero Phil Foden una vez fue sancionado por el club por "no presentarse a una sesión de recuperación en las condiciones adecuadas". Guardiola lo castigó con un partido como suplente. No todo es malo, sin embargo.

Con la llegada al City el bueno de Grealish empezó a firmar con marcas de lujo como lo hizo con la italiana Gucci, por lo que muchos en el ambiente ya lo llaman "el nuevo Beckham". Gucci le pagará un millón de libras esterlinas por año al mediocampista para que use su indumentaria, de estilo lujoso pero urbano, y esto a la vez potencia al club Citizen. El inglés sabe que por ahora está en el debe y que tiene todo por dar: "Ha sido mucho más difícil de lo que pensaba que iba a ser. Escuché que algunos tardan un año en adaptarse aquí, así que quizá me pase lo mismo. El año que viene quiero marcar más goles" declaró para Sky Sports en diciembre de 2021. Ojalá así sea.

Ver más FIFA sorprende: Argentina y Brasil jugarán el partido que falta

Esta nota habla de: