Análisis: Las razones del mal año de River Plate

Análisis: Las razones del mal año de River Plate

River perdió con Banfield de local y quedó muy lejos de la pelea por el campeonato argentino

Por: Amadeo InzirilloMiércoles 14 Sep 2022

 Billetera mata galán. Al menos, a este guapo que supo ser el River Plate made in Marcelo Gallardo. Un equipo que siempre se las ingenió para reinventarse con poco dinero, vendiendo muy bien y que en este mercado de pases salió como loco a apostar "all in" con los millones que tenía en la caja. El resultado está a la vista con un año raquítico de resultados.

Los errores son varios entre desaciertos del entrenador, fallas en la elección de los refuerzos costosos y rendimientos subterráneos, aunque lo más llamativo es que el flojo andar se da luego de una inversión millonaria en incorporaciones.

Contando los dos mercados, el club sumó once jugadores: Andrés Herrera, Leandro González Pirez, Emanuel Mammana, Elías Gómez, Tomás Pocchetino, Ezequiel Barco y Juan Fernando Quintero llegaron para la primera parte de la temporada, cifra récord en cuanto a cantidad (al igual que en el invierno 2017 y el verano 2021) con un total de 12 millones de dólares. Luego, en el segundo momento para fichar, arribaron Rodrigo Aliendro, Lucás Beltrán (volvió de Colón), Pablo Solari y Miguel Borja por otros 12 millones más. (En esta nota hablamos al respecto) 

La fortuna que invirtió el club no solo no trajo resultados, sino que va moldeando un año para el olvido. Quedó eliminado en cuartos de final de la Copa de la Superliga ante un recién ascendido Tigre y en el principal objetivo llamado Libertadores, lo sorprendió Vélez Sarsfield en octavos de final, un equipo en el podio de los peores presupuestos de la fase final del certamen.

La derrota en el clásico con Boca Juniors lo aleja de un torneo local donde la palabra irregular lo pinta de cuerpo entero: Está en la mitad de la tabla, con 8 triunfos, 5 empates y 6 derrotas, sin poder hilvanar tres victorias consecutivas (solo ganó dos veces seguidas: fechas 8-9 y 12-13).

Boca le ganó a River los dos clásicos del año 

Boca le ganó a River los dos clásicos del año 

Gallardo ha tenido también sus culpas, principalmente en lo deportivo, donde habitualmente no falla. En 19 fechas del certamen ya usó seis sistemas de juego distintos y jamás pudo repetir la formación de una fecha a otra, toda una rareza para sus formas, acostumbrado a moldear un once fetiche. Sacando a Armani, Pérez y Solari, el resto fue una rotación permanente.

Jamás encontró al lateral derecho y eso que probó 3 jugadores (Mammana-Herrera-Casco), tampoco la zaga luego del flojo rendimiento de Martínez, tuvieron su chance Díaz, Martínez, Maidana, Pinola, Gonzalez Pirez y Mammana. Ninguno se afianzó.

En los puestos de volantes, sacando al inamovible Enzo Pérez, ocurrió lo mismo y eso que les dio minutos a todos: De la Cruz (De lo mejor de River) Aliendro, Paradela, Palavecino, Pochettino, Barco y Quintero, todos con un nivel que los pone en discusión permanente.

En la delantera encontró en Pablo Solari frescura y garantía. El ex Colo Colo juega como si llevara años en el club y sus números no mienten: 7 tantos en 11 juegos pero el nueve de área no lo merecieron ni Beltrán ni Borja.

Análisis: Las razones del mal año de River Plate

En la fecha 6 se dio el verdadero quiebre del equipo con las partidas a Europa de Enzo Fernández y Julián Álvarez. Entre los dos sumaron 28 goles y 13 asistencias pero más allá de esos aportes vitales, Gallardo jamás les encontró reemplazo.

Si bien matemáticamente aún le da para ser campeón, la realidad es que por el rendimiento parece una utopía. Imposible recriminarle algo a la nueva CD que encabeza Jorge Brito, que puso sobre la mesa los millones que hicieron falta para concretar cada operación. El balance final tendrá déficit en lo económico por lo que costaron los refuerzos y en lo deportivo por los resultados, viendo a los campeones a través de la foto.

Ver más: Messi es único, todos los niños mascota querían saludarlo 

Esta nota habla de: