El aporte de River Plate en la Selección Argentina campeona del mundo

El aporte de River Plate en la Selección Argentina campeona del mundo

El éxito de River y Marcelo Gallardo en los últimos años se vio reflejado en la Selección Argentina

Martes 20 Dic 2022

 Alguna vez Daniel Passarella llamó al combinado nacional la "Riverción", juego de palabras válido por la cantidad de futbolistas del Millonario representando al país. Qatar no fue la excepción y tuvo a una gran cantidad de exponentes nacidos en River Plate dando la vuelta olímpica.

Hasta esta edición, sólo Norberto Alonso y Carlos Tapia eran los únicos canteranos de River consagrados campeones ecuménicos. Ahora, se sumaron seis más: Enzo Fernández, Gonzalo Montiel, Julián Álvarez, Germán Pezzella, Guido Rodríguez y Exequiel Palacios, los seis estrenándose en el certamen más importante de todos.

Todos ellos hoy militan en el exterior y aparece también Franco Armani, con presente en la Banda, pero nacido futbolísticamente en Ferro. Con el arquero, ya son 27 los jugadores que gritaron campeón habiendo pasado por el club y son siete los que se dejaron el trofeo mientras se encontraban con actualidad en la Banda (Pato Fillol, Daniel Passarella, Beto Alonso, Leopoldo Luque, Oscar Ortiz, Nery Pumpido, Oscar Ruggeri y Héctor Enrique, los otros).

El aporte de los elegidos por Scaloni fue crucial y todos tuvieron momentos claves en la consagración de Argentina. Enzo Fernández fue la gran sorpresa de la Copa. Llegó casi en silencio con apenas tres partidos a Qatar y se va como mejor jugador joven del certamen. Fue el futbolista que más entregas correctas tuvo en la final y descolló con su fútbol. Golazo a México, asistencia a Álvarez para el tanto a Polonia y una usina de juego en la mitad del campo. Ante una inminente transferencia del Benfica, River recibirá el 25% del pase, una verdadera fortuna.

Sin dudas que Julián Álvarez es la otra gran carta millonaria en este título. Como Enzo, arrancó de suplente pero tras la derrota con Arabia se ganó un lugar y la rompió toda. Goles a Polonia, Australia y su doblete a Croacia ya lo ubican como el séptimo argentino con más tantos en mundiales. Arribó a Qatar con solo 3 conquistas en la selección absoluta y se van con cuatro más. Tras ser figura indiscutida de Gallardo en el club que lo vio nacer, hoy brilla en Manchester City.

En el orden de mérito es importante colocarlo a Gonzalo Montiel. El lateral derecho campeón de todo con el Millonario en la era del Muñeco, ahora disfruta las mieles con la camiseta albiceleste. Pese a ser relevo de Molina, Scaloni lo usó mucho: jugó 43' con México, 10' ante Australia, 109' con Países Bajos y 116' con Francia. Su 100% de efectividad en penales, algo que nació en River, se mantuvo en las dos definiciones claves de cuartos y de final.

Gonzalo Montiel, producto de la cantera de River Plate

Gonzalo Montiel, producto de la cantera de River Plate

Exequiel Palacios también es otro hijo futbolístico de Gallardo. Su líder en la Copa Libertadores de Madrid también es un habitúe en las citaciones de Scaloni, que lo llevó a la Copa América y al Mundial. En Qatar, sumó 47 minutos divididos en tres partidos calientes (México, Australia y Croacia).

Aunque a muchos les quede lejos en el tiempo, Germán Pezzella también nació en las inferiores millonarias. Se fue en 2015 a Betis tras 68 partidos con la Banda Roja para iniciar su carrera en Europa. Jugó tres juegos, dos fundamentales: Países Bajos y Francia, con la mala fortuna de tener que bancar dos momentos muy complicados (comete la falta del 2 a 2 de Weghorst e ingresa en el penal de Montiel tras tiro de Mbappe).

Guido Rodríguez completa la nómina y fue el que menos jugó de todos. Solo 57 minutos contra México en la segunda fecha, justo en un partido fundamental para el futuro en el torneo. Se fue de Nuñez a Defensa y Justicia en 2016 sin lugar en la consideración de Gallardo y luego de brillar en el fútbol Mexicano dio el salto a Europa para vestir la camiseta del Betis.

La cantera de River Plate, que tanto talento forjó, vuelve a aportarle su ADN a un título mundial argentino. Ese privilegio al que no pudieron acceder nombres como Gallardo, Ortega, Saviola, Aimar o Dálessandro, entre otros, ahora tiene seis apellidos más. Un semillero inagotable.


Ver más: Ariel Senosiain, La Selección de todos 

Esta nota habla de: