De la "B" en Sudamérica a la gloria con el Real Madrid

De la "B" en Sudamérica a la gloria con el Real Madrid

Por: Esteban BekermanSábado 24 Abr 2021 17 días atrás

 Si jugar en el Real Madrid es ya un gran logro, destacarse y ganar títulos con la casaca de ese club representa casi tocar el cielo con las manos para un futbolista sudamericano. Pero existe algo mucho más meritorio y difícil que ser campeón y figura con la casaca "merengue" habiendo nacido en Sudamérica, y es serlo tras haber jugado allí en el fútbol de ascenso. A tal punto, que sólo cuatro jugadores en la historia lo lograron.

El caso más célebre es el del chileno Iván Zamorano, quien surgiera del Cobresal y debutara en la primera de ese club jugando en el principal campeonato de su país en 1985. Al año siguiente, con la idea de que ganara roce, fue cedido a préstamo con 19 años al Cobreandino (hoy Trasandino) de Los Andes, que volvía a la segunda división luego de un brevísimo paso por la categoría superior. 

Vistiendo la camiseta verde de ese club que hoy milita en la cuarta categoría del futbol chileno, Bam-Bam se coronó máximo goleador de aquel certamen de Segunda de 1986 con 27 goles en 29 partidos jugados. Su equipo no ascendió, pero él tuvo la primera de las más de 20 exitosísimas temporadas como profesional que sumaría como el gran rompe redes que fue en su país, Suiza, España, Italia y México.

 Con el Real Madrid ganó Liga, Copa del Rey y Supercopa de España.  

Otro caso muy conocido es el del colombiano James Rodríguez, quien en 2006 debutara en Primera en su país con apenas 14 años jugando para el Envigado. Al descender ese club al término de aquella temporada, en la siguiente el actual astro del Everton debió jugar en Segunda, integrando al lado de otras figuras en ciernes como Gio Moreno y Dorlan Pabón un conjunto "naranja" que logró alzarse con el título y el ascenso.


Los otros dos jugadores que salieron campeones con el Real habiéndose iniciado en el ascenso sudamericano fueron dos argentinos. El primero, Miguel Ángel Pérez, un endiablado puntero derecho que de jugar en la "B" para Sportivo Italiano pasó a hacerlo en octubre de 1966 para el Real, con el que ganaría las ediciones 67-68 y 68-69 de la Liga y la Copa del Generalísimo (hoy Copa del Rey) 69-70.



Ya en los '70, precedido de un gran paso por el Espanyol de Barcelona, llegó al Madrid un centrodelantero flaco y alto llamado Roberto Martínez, quien con 20 años había integrado en 1966 el equipo de Nueva Chicago en una recordada final para ascender a la "A" que ganó Deportivo Español, y que al año siguiente dejaba el fútbol por no estar pagándole casi nada el club de Mataderos.

Por entonces, nadie hubiera imaginado que, tras reaparecer jugando en la liga de Mendoza y actuar también en su país para Unión de Santa Fe y Banfield, Martínez terminaría ganando ¡cinco! veces la Liga y dos la Copa del Rey con el Real en los '70, años en que incluso llegó a jugar para la Selección de España. ¿Qué tal?

Por Esteban Bekerman: Periodista, docente y director de entretiempos.com.ar


Esta nota habla de: