Vanessa Córdoba y el maltrato al fútbol femenino en Colombia

Vanessa Córdoba y el maltrato al fútbol femenino en Colombia

Por: Angie MeloMartes 4 May 2021 9 días atrás

 Vanessa Córdoba, hija del ex-arquero de la Selección Colombia, Oscar Córdoba, alza la voz por las futbolistas en Colombia y la lucha constante por una liga femenina digna.

Las futbolistas en Colombia atraviesan un camino que se ve poco prometedor, la falta de compromiso por parte de la División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor) ha generado un conflicto de intereses que trunca el camino para llegar al fútbol profesional femenino, Vanessa es una de las principales ponentes para mejorar las condiciones de las jugadoras.

Actualmente Vanessa es comunicadora y jugó en equipos como Independiente Santafé, Albacete de España y La Equidad; también hizo parte de los Juegos Centroamericanos del Caribe con la Selección Colombia. Desde su experiencia, Vanessa afirma que el fútbol femenino no solo es divergente al masculino en temas de salario, a esto se le suma el mal trato que les brindan a las deportistas.

De acuerdo con Córdoba "Lo que pasa en el fútbol femenino es que no hacen mercadeo porque no vende, pero hacer mercadeo es lo que te lleva a vender y eso le da plata al fútbol y es ese círculo que nadie está dispuesto a romper". Para Córdoba el fútbol se ha convertido en una herramienta para luchar por los derechos de las mujeres, no solo como deportistas, sino como entes que hacen parte de la construcción social.

El 7 de marzo del 2019, Vanessa, junto con otras compañeras, hicieron una denuncia pública en una rueda de prensa, contra las agresiones que reciben constantemente las mujeres que dedican su vida al fútbol, esta acción le costó dejar su formación como deportista en la Selección.

La liga femenina en Colombia, se viene realizando desde el año 2017, y nunca una liga duró más de cuatro meses, siempre han sido de corta duración, lo que no permite generar proyectos a largo plazo ni darle continuidad al desarrollo del campeonato. 

La Dimayor recibió fuertes críticas por parte de las jugadoras, quienes no están conformes con el mes y medio que tendrán para jugar la liga de este año, pues con el paso del tiempo han venido disminuyendo su duración y la participación de los clubes. Una burla. 

Vanessa se pronunció ante este hecho afirmando en su cuenta de Twitter que "Si ganar títulos internacionales y tener buen despeño en estos torneos fuera el requisito necesario para poder tener liga profesional digna, en estos momentos no existiría el fútbol masculino en Colombia". El fútbol femenino colombiano aún sigue teniendo un futuro ambiguo.


Esta nota habla de: