Thiago Silva: el PSG lo echó y ahora jugará la final de la Champions

Thiago Silva: el PSG lo echó y ahora jugará la final de la Champions

Miércoles 5 May 2021

"El fútbol te da revancha" dicen y vaya si Thiago Silva lo sabe. El defensor brasileño de 36 años fue despedido del PSG la temporada pasada, ni bien terminó el último partido de la campaña 2019-20, justamente la final de la Champions en que el club francés perdió frente al Bayern Múnich en Lisboa. Ya anteriormente le habían adelantado que no le renovarían y se lo habían dicho más d una vez.

Silva, primero decepcionado y luego decidido, hizo el luto y empezó a buscar clubes con su agente. Llegó un llamado del Chelsea y, antes de terminar el curso, les dio el "sí" de palabra. Cuando todo terminó y quedaba decir adiós, le preguntaron de apurado si quería seguir pero dijo que no, que ya tenía nuevo club. Tampoco hicieron mucho esfuerzo.

"No me ofrecieron nada. Ni siquiera un euro. 'Thiago, ¿aceptas un euro para quedarte con nosotros?' Nada de nada. Fue muy molesto. Tuvieron tres meses para planear mi despedida, pero no se hizo nada" declaró el defensor brasileño en su momento. "No estuve allí una temporada o unos meses, fueron ocho años de un capitán que levantó muchos trofeos para ese club. Me merecía mucho más respeto que ese. Y lo mismo le pasó a Cavani" declaró Silva para la revista FourFourTwo.

El Chelsea confió en él, le dio un puesto en la zaga de centrales que el entrenador Tuchel (otro despedido del PSG) y se afianzó para llegar a una nueva final de Champions, la segunda consecutiva, con la posibilidad de levantarla, algo que viene mereciendo hace rato. "La mañana después de la final contra el Bayern Múnich me encontré con el presidente Nasser Al-Khelaifi en el ascensor de hotel y me dijo que Leonardo quería volver a hablar conmigo una vez volviéramos a París. Imagine lo que venía, aunque mi mente ya estaba lejos PSG".

"El lunes después de la final me llamó mi agente para decirme que había una oferta del Chelsea sobre la mesa y que solo tenía dos días para decidirme. Acepté al día siguiente, antes de mi encuentro con Leonardo. Más tarde me preguntó si había fichado por otro club, pero no era la pregunta más inteligente. Le dije que no, pero que le había dado mi palabra al Chelsea y que eso valía más que cualquier dinero". El fútbol de revancha. El dinero no siempre.

Esta nota habla de: