Se cansó a Ancelotti y se va del Real Madrid: nunca juega

Se cansó a Ancelotti y se va del Real Madrid: nunca juega

Se cansó a Ancelotti y se va del Real Madrid: nunca juega.

Jueves 11 Ene 2024
Carli Barraza
porCarli Barraza
Jefe de redacción de Bitbol

En esta narrativa sobre los sucesos en la Supercopa de España 2024, se pinta un vívido cuadro de un estadio repleto de seguidores fervientes del Real Madrid, quienes, en un giro inesperado, expresan su descontento hacia Toni Kroos. Este episodio se convierte en un reflejo de las complicadas circunstancias que enfrenta otro jugador, Kepa Arrizabalaga, cuya actuación ha sido objeto de crítica y análisis. El contraste entre Kepa y Thibaut Courtois se hace patente. Mientras Courtois pudo redimir sus inicios difíciles en el Real Madrid con una actuación memorable en la final de la Supercopa de 2020 contra el Atlético de Madrid, Kepa vive una trayectoria inversa. La competición ha sido particularmente dura para él, marcada por errores notables y una falta de confianza evidente en su juego.

En el encuentro contra el Atlético, Kepa no solo no logró demostrar la solidez esperada de un guardameta de su calibre, sino que también cometió errores cruciales que contribuyeron a los goles del equipo contrario. El empate de Griezmann y un error posterior de Kepa fueron momentos clave que destacaron sus limitaciones y pusieron en duda su capacidad para estar a la altura de las expectativas del club y sus aficionados.

Lunin no quiere seguir siendo suplente en el Real Madrid.

Lunin no quiere seguir siendo suplente en el Real Madrid.

Este panorama plantea un dilema considerable para Carlo Ancelotti, quien enfrenta desafíos inesperados en la portería. La lesión de Courtois dejó un vacío que Kepa no ha

sido capaz de llenar de manera efectiva. Su desempeño, más reminiscente de una solución temporal que de una reparación definitiva, ha dejado al equipo vulnerable y ha suscitado preguntas sobre su idoneidad para el rol. Los errores cometidos por Kepa, especialmente en partidos cruciales, han sido motivo de preocupación no solo para los aficionados sino también para la dirección del club.

Ver más: Barcelona desesperado: van a pagar 100 millones para llevarse a Araújo

En este contexto, los datos estadísticos arrojan luz sobre la comparación entre Kepa y su colega Andriy Lunin. Aunque ambos porteros enfrentan un número similar de disparos por partido, Lunin supera a Kepa en términos de efectividad, con un porcentaje de aciertos notablemente superior. Además, el análisis de su juego aéreo muestra una clara ventaja para Lunin, quien casi triplica el número de intervenciones exitosas en comparación con Kepa. Estos números subrayan una diferencia significativa en su rendimiento, poniendo en relieve la mayor seguridad y confiabilidad de Lunin, especialmente en situaciones de juego aéreo y en la prevención de goles de cabeza.

Lunin, listo para irse

La situación de Lunin agrega una dimensión adicional de complejidad a la dinámica en el Real Madrid. A pesar de sus actuaciones sólidas, no ha conseguido asegurarse un puesto como titular indiscutible. Su descontento se ha hecho evidente, y tanto Ancelotti como otros miembros del cuerpo técnico han expresado reservas sobre ciertos aspectos de su desempeño. La dirección del club, consciente de la necesidad de encontrar un sucesor a largo plazo para Courtois, se encuentra en una encrucijada. La preferencia por retener a Lunin se ve contrarrestada por la necesidad de reforzar la posición y asegurar la estabilidad a largo plazo.

En medio de este escenario, Lunin se encuentra en una posición de incertidumbre. Su deseo de buscar oportunidades donde pueda ser titular indiscutible es fuerte, y sus actuaciones notables -incluyendo cinco porterías a cero en diez partidos esta temporada- fortalecen su caso.

Ver más: "Simeone no me habló, me avisaron antes del partido que me iba del club"

Sin embargo, a pesar de sus logros, no ha recibido la confianza plena del equipo en momentos cruciales, perdiendo incluso la oportunidad de competir por el trofeo Zamora. Esta situación ha dejado a Lunin sin el reconocimiento que sus actuaciones podrían haber merecido, una circunstancia que podría influir en su decisión de permanecer en el club o buscar nuevos horizontes.

Así, el Real Madrid se enfrenta a un dilema en su portería. Con Kepa luchando por encontrar su forma y Lunin buscando afirmar su posición, Ancelotti y el equipo técnico deben tomar decisiones críticas para asegurar no solo el éxito inmediato, sino también la estabilidad y el rendimiento a largo plazo. Esta compleja situación en la portería no solo afecta la estrategia del equipo en el campo, sino que también plantea preguntas sobre la gestión de talentos y el futuro de estos dos porteros en uno de los clubes más prestigiosos del mundo del fútbol. La decisión que tome el Real Madrid en los próximos meses será crucial no solo para la próxima temporada, sino para la configuración del equipo en los años venideros.

Ver más: Le dijo a Mbappé en la cara: "Gano el 30% o no trabajo para vos"

Esta nota habla de: