El único equipo que ganó la Champions y descendió

El único equipo que ganó la Champions y descendió

Viernes 2 Abr 2021

El 26 de mayo de 1993 está marcado a fuego y con gloria en la historia del Olympique de Marsella. Es la fecha en que ganaron su única Champions League, la primera vez que el torneo de Europa llevaba este título y fue de hecho el único título que ganó Francia. Derrotaron por 1-0 al poderos Milan de Capello y festejaron a lo grande. No obstante, tras ese día de gloria, para el Marsella vino la hora de la verdad y la hora de los infiernos.

Porque la conducta mafiosa y corrupta del club de la costa mediterránea, al menos la que llevaba su presidente Bernard Tapie llegaba a su fin. ¿Qué pasó? pasó que un jugador del plantel, Jean-Jacques Eydelie se quebró y confesó, muy poco después de jugada la final de la Champions, para junio de 1993, que ellos, el equipo marsellés, había arreglado el partido por la última fecha de la liga francesa de la temporada 1992-93, que se había jugado apenas días antes de la final de la Champions.

La trama

El Olympique quería llegar al partido de la final de la Champions contra el Milan lo más descansado y fresco posible pero cuatro días antes, el sábado 22 de mayo de 1993, necesitaban vencer al Valenciennes FC por la última fecha de la primera de Francia (todavía no se la llamaba Ligue 1). Por ello el presidente Tapie, que tenía la "costumbre" de comprar a rivales, le ordenó a Eydelie que se pusiera en contacto con jugadores del Valenciennes para arreglar el partido con el fin de que el equipo no se esforzara mucho. Eydelie contactó a los futbolistas Jorge Burruchaga (argentino campeón del mundo en 1986), Christophe Robert y Jacques Glassmann.

El partido entre el Valenciennes FC y el Marsella terminó con victoria de los segundos 2-1. El Valenciennes FC para colmo, descendió, ya que terminó entre los tres últimos de la tabla. Días después de ganar la Champions fue el futbolista de este equipo, Jacques Glassmann, el que denunció el arreglo y todo explotó para el Marsella. Glassmann confesó que tanto a él como a sus otros dos compañeros los habían sobornado para que "saquen la pierna del acelerador" en el encuentro d ella última fecha contra el OM y que había sido Jean-Jacques Eydelie en encargado de hacer todo.

El fatídico partido del Marsella contra el Valenciennes que arregló. ganaron 2-1

Las consecuencias

Inmediatamente se abrió una investigación. Estamos en junio de 1993 y, si bien esto tomaría hasta un año más en Francia, en septiembre de ese 1993 la UEFA, tras una breve investigación propia, decidió prohibir al Marsella de jugar la edición de 1993-94 de la Champions League, que estaba por comenzar. Fue la primera y única vez que un club campeón de la Champions no defendió el título a la siguiente edición. El club del Mediterráneo a su vez perdió la liga francesa ganada en la temporada 1992-93 y sólo era el comienzo de todo. Marsella siguió jugando en la primera división durante la temporada 1993-94 de Francia, en donde terminó segundo (campeón fue el PSG) pero ya con los resultados de la investigación, se decidió descenderlo.

El éxodo y el después

Así, el Marsella regresó al ascenso diez años después, de donde había salido en 1984. Estuvo dos temporadas, entre 1994 y 1996. La temporada 1994-95 la ganó, fue campeón, pero ya sin la estructura que tenía antes de todo este escándalo, se declaró en quiebra y la Federación Francesa decidió que siga un año más allí, de castigo. Para la temporada 1995-96 salió segundo, detrás del campeón SM Caen y pudo regresar a primera, pero ya nada sería igual. Con este escándalo todos sus jugadores se fueron. Didier Deschamps, actual entrenador de Francia y capitán en aquel entonces, junto a Alen Boksic ficharon por la Juventus y allí también ganaron la Champions (en 1996). El portero portero Fabien Barthez, campeón del mundo con Francia en 1998, recaló en el Mónaco. Rudi Völler, campeón con Alemania en el Mundial de 1990, se fue a su país, al Bayer 04 Leverkusen, entre otras estrellas.

El reinado del Marsella, que comenzó en 1989 y duró hasta 1993, había acabado abruptamente y de la peor manera, con una mancha que sin embargo sus hinchas saben llevar. Por lo menos mantuvieron la Champions League de 1993 y es algo que ningún otro club galo logró. El Stade de Reims perdió dos finales (1956 y 1959), el Saint-Étienne (1976) y el propio Marsella había caído en la final de 1991 ante el Estrella Roja. Ni siquiera el PSG, que perdió la final del 2020 contra Bayern Múnich, logró igualarlo. Por todo esto, el Olympique de Marsella es el único club que ganó la Champions y descendió.

Esta nota habla de: