Los dos futbolistas que jugaron en cuatro selecciones

Los dos futbolistas que jugaron en cuatro selecciones

Lunes 12 Abr 2021

Existen muchos casos de futbolistas que han defendido más de una selección nacional. Podemos mencionar casos históricos como Alfredo Di Stefano, que jugó para Argentina y España. O el uruguayo Juan Alberto Schiaffino, que fue campeón del mundo con Uruguay en 1950 y años más tarde, por jugar en el Milan, defendió los colores de Italia.

En Europa no es tan común que futbolistas nacido allí jueguen para más de un país, sobre todo en el lado oeste, el mas estable políticamente. No obstante, durante los años ochenta y noventa se dieron varios casos de jugadores que no les quedó más remedio que jugar en más de una selección.

Lo que antes fue Yugoslavia y ahora son varios países como Croacia, Serbia, Montenegro y Bosnia tuvo grandes futbolistas con más de una patria. pero hay dos futbolistas que superan todo lo visto antes. Sus nombres son Andrei Piatnitski y Ájrik Tsveiba y a primera lectura no son conocidos, pero sus historias son únicas, realmente. De edades similares, tiene historias también similares.

Piatnitski en el extremo superior izquierdo con Rusia en el Mundial de 1994

Piatnitski: cuatro países en cuatro años

Andrei Piatnitski nació en 1967 en Tashkent, la actual capital de Uzbekistán, un país con una larga tradición rusa, pues este país fue anexado al Imperio Ruso en el siglo XIX y, a partir de 1924, parte de la Unión Soviética. Lo curioso es que no limita directamente con el actual territorio ruso. Piatnitski jugó en clubes como el CSKA Moscú y el Spartak Moscú, tanto en la época de la URSS como en la época de Rusia.

No obstante, a nivel de selecciones la cosa se puso más complicada: primero fue parte de la selección de la Unión Soviética, en donde jugó un solo partido en 1990. Para 1992 jugó la Euro de ese año con el CEI, Selección de fútbol de la Comunidad de Estados Independientes, que era básicamente la selección de la Unión Soviética sin es status político pues la Unión Soviética se había disuelto meses atrás, en 1991. Tras esa aventura, el bueno de Piatnitski decidió jugar para su verdadero país, Uzbekistán, ahora independiente de la (otra vez) Unión Soviética. No obstante, esto sólo duró poco pues a la brevedad decidió unirse a la flamante selección nacional de Rusia y hasta jugó la Eliminatoria y el Mundial de 1994.

Tsveiba: cinco países y cuatro selecciones

Ájrik Tsveiba es el más conocido de los dos y tiene una historia un poco más loca. nació en el territorio de Georgia, también al sur de Asia cuando este país era parte de la Unión Soviética. A diferencia de Piatnitski, Tsveiba siempre tuvo claro que él jugaría para la URSS o en su defecto, Rusia. A nivel de clubes destacó mucho más, en clubes muy conocidos como el FC Dinamo Tbilisi y más tarde el Dinamo de Kiev, de Ucrania, por ese entonces, los ochenta, en la URSS.

Por el gran nivel participó del Mundial de 1990 con la Unión Soviética, su primer selección. Como Piatnitski, Tsveiba jugó con el CEI (la extinta selección de la URSS) en la Euro de 1992 y en ese mismo año llegó a jugar un partido con Ucrania, en agosto de 1992. Tras un lapso sin selecciones, eligió jugar para la selección de Rusia para la Eliminatoria al Mundial de 1998, jugando un total de ocho partidos en 1997. Como dato curioso, nunca jugó para su verdadero país, Georgia, en la que hubiera sido su quinta camiseta nacional y ya un récord insuperable.

Tsveiba con el 4 al frente, sentado abajo para el CEI en la Euro de 1992


Esta nota habla de: