Adriano: "Renuncié a 30 millones, quería estar en la favela"

Adriano: "Renuncié a 30 millones, quería estar en la favela"

Por: Leandro RodríguezMartes 11 May 2021

 En una impactante entrevista con The Players Tribune, Adriano reveló cómo fue su vida luego de la muerte de su padre. El Emperador que estaba condenado a ser el reemplazante natural de Ronaldo Nazario y que brillaba en el Inter de Milan dio más de una confesión brutal. 

"Nueve días después. Regresé a Europa con el Inter. Recibí una llamada de casa. Me dijeron que mi padre había muerto. Infarto de miocardio. Realmente no quiero hablar de eso, pero les diré que después de ese día, mi amor por el fútbol nunca volvió a ser el mismo. A él le encantaba el juego, así que a mí me encantó. Así de sencillo. Fue mi destino. Cuando jugaba al fútbol, ??jugaba para mi familia. Cuando marqué, marqué para mi familia. Entonces, cuando murió mi padre, el fútbol nunca volvió a ser el mismo", recordó Adriano en The Players Tribune. 

Adriano, la bestia del Inter.

En esa misma línea, Adriano continuó: "La prensa, a veces, no entiende que somos seres humanos. Fue mucha presión ser el Emperador. Vengo de la nada. Yo era un niño que solo quería ir a jugar al fútbol y luego beber su bebida y pasar el rato con sus hijos. Y sé que eso no es algo que escuches de muchos futbolistas en estos días, porque todo es muy serio y hay mucho dinero de por medio. Pero solo estoy siendo honesto. Nunca dejé de ser ese chico de la favela". 

Luego, el ex delantero recordó su diálogo con Massimo Moratti, el presidente del Inter en ese momento: "Y aquí es donde tengo que darle un poco de amor al Sr. Moratti, porque él siempre estuvo bien con eso. Me dejó tener mi espacio, porque sabía por lo que estaba pasando. Fui y regresé varias veces de Italia a Brasil. Pero al final, no pude mentirle. 

- El Sr. Moratti me llamó un día y me dijo: "¿Cómo te sientes?"

- Y le dije: "Ya no puedo hacerlo. Tengo que quedarme en Brasil". 

Adriano en la favela.

Y lo aceptó, por completo. Me dejó irme en paz. Y lo respeto mucho por eso. Adriano entregó como 30 millones para irse a casa. Sí, tal vez entregué millones. Pero, ¿qué precio le pondrías a tu alma? ¿Cuánto dinero pagarías por recuperar tu esencia?". 

Para cerrar, Adriano reflexionó: "Cuando volví a casa en Río para jugar en el Flamengo, ya no quería ser el Emperador. Quería ser Adriano . Quería divertirme de nuevo. Yo soy ese chico de la favela".

Esta nota habla de: