El big data llega al fútbol con unas espinilleras inteligentes

El big data llega al fútbol con unas espinilleras inteligentes

Por: Luna BrailovskyLunes 19 Abr 2021 17 días atrás

Las tecnología llegó hace tiempo al fútbol para cambiar la forma en la que se entrenan y juegan los jugadores de elite para llevar al máximo cada aspecto de sus prácticas. Sin embargo, mientras crece el fenómeno también se amplía a más futbolistas y hasta a las canteras.

El creciente uso del big data para potenciar los entrenamientos y focalizarlos en tareas específicas, además del rendimiento dentro del campo de juego, son, dentro del mundo deportivo en general y del fútbol en particular, un mercado creciente.

Unas nuevas espinilleras, de la empresa Humanox, son capaces de mostrar en tiempo real más de 50.000 datos del deportista que las lleva. 

Al día de hoy ya las usan equipos de la primera división de La Liga, tales como el Osasuna y el Cádiz, tanto en el primer equipo como en los juveniles.

El crecimiento de la implementación de este tipo de elementos se traduce en el éxito de la empresa, que en apenas un año de vida ya cuenta con una filial en Reino Unido, otra en Estados Unidos y esperan expandirse a Asia.

Cómo se usan y qué datos facilitan

El mecanismo para trabajar el big data se asentó en este elemento de uso obligatorio para todos los jugadores del plantel, con el que además se pueden amortiguar las posibles patadas de los rivales.

Estas espinilleras son el único elemento con el que los jugadores pueden salir al campo de juego, ya que por normativa se prohíbe incluso llevar reloj.

Están hechas en fibra de carbono, son ligeras de peso, resistentes y capaces de debilitar el efecto de una patada esparciendo su impacto por todo el material.

Además llevan incorporadas sensores que juntan más de 50.000 datos en tiempo real, lo que les ofrece a los jugadores y entrenadores más de cuarenta métricas, desde su temperatura corporal o su frecuencia cardíaca hasta con qué pierna y con qué fuerza toca el balón.

En base a hecho, se pueden establecer patrones, personalizar entrenamientos, diseñar estrategias o incluso prevenir lesiones.

Los jugadores tienen también la alternativa de dejar abierta la opción de recabar datos después de la práctica, para que sus preparadores físicos puedan saber en tiempo real donde y cómo está y los "cazatalentos" puedan contar con una útil herramienta para descubrir a los futuros cracks del fútbol.

Esta nota habla de: