Cuento Futbolero: "Ni la muerte nos va a separar"

Cuento Futbolero: "Ni la muerte nos va a separar"

Por: Effe VøgelDomingo 18 Abr 2021 22 días atrás

 En la fila junto a cientos de fieles desconocidos comienza la experiencia a una adicción difícil de escapar. El salto de quienes van a tu lado te obliga a siempre querer más y más. Las voces corean al unísono en el exterior del templo.

Los sonidos de los bombos y las trompetas completan el aliento que recorre los pasillos del estadio. Contagian a cualquiera que se anime a entrar.

"Y dale dale dale dale dale Boca,

y dale dale dale dale dale Bo"

Quieras o no, las voces de los hinchas suenan más graves que lo normal. A todos nos pasa. La adrenalina por los colores no se puede controlar, no lo intentes. Correrás por las calles cubiertas. Al menos una vez, mirarás hacia arriba y te hará sentir que estás vivo. Subirás los escalones de a dos o más a la vez, si te dan las piernas. Escucharás que estás cada vez más cerca.

"Boca, mi buen amigo.

Eta campaña volveremo' a etar contigo..."

Se escucha esa canción, sabés que el balón está por rodar. Una luz al final del pasillo te avisa que nunca vas a ver nada igual. Tu voz se independiza de tu cordura. Te faltará el aire pero respirar ya no será trascendental. Pronto un brazo querrá desprenderse de tu cuerpo, y el dolor que golpea el codo en cada movimiento importará tan poco que el otro brazo también comenzará a alentar.

"Te alentaremo' de corazooo

eta e' tu hinchada

que te quiere ver campeón"

El corazón se acelera de modo incontrolable al ritmo del millar de pulsaciones que convergen para el latir de La Bombonera. De eso habla tanto la gente. Es una sensación imposible de compartir porque es un concepto espiritual. Son los miles de hinchas que siempre están presentes. Son las voces de todos quienes alguna vez tuvieron la fortuna de asistir a semejante espectáculo cultural. Es La 12. Son las almas de quienes alientan desde el cielo.

"No me importa lo que digan,

lo que digan lo' dema'

yo te sigo a toda´ parte"

"Cada ve' te quiero ma'"

La última vocal se sostiene en lo más alto. La canción vuelve a empezar, ahora se escucha más fuerte. El equipo sale a la cancha y un poco de tu espíritu también...ir a la Bombonera, es una experiencia sin igual, es una adicción difícil de escapar. 

Por Effe Vøgel 


Esta nota habla de: