Opinión: Perú ganó con lo justo, pero ganó

Opinión: Perú ganó con lo justo, pero ganó

Por: Alexis RamosMiércoles 9 Jun 2021 12 días atrás

 El fútbol muchas veces no tiene lógica y esa es la lección de la semana. Perú consiguió un resultado milagroso en Quito, consciente de sus debilidades y aprovechándose de las del rival. Ecuador arriesgó con un sistema ultraofensivo y Perú catalizó los riesgos de los del "Tri" con pases largos en los contragolpes.

 Esto es lo que se anticipó en artículos anteriores: el estilo de Ricardo Gareca era un fiasco, un equipo con tantas carencias como el peruano no puede anteponer el estilo a la victoria. Ayer se "ratoneo" de forma inteligente, el objetivo es sumar, no mostrar el mejor juego.

Se venía la noche de la catástrofe, pero el factor Gianluca Lapadula jugó un papel fundamental. Ha sido el hombre del partido y generó fútbol a través de los siguientes medios: atrajo marcas del rival, jugó no solo con la pelota si no también con el cuerpo (inteligencia táctica, a pocos jugadores peruanos se les ve tener esta cualidad), dio los dos pases de gol, pidió la pelota, generó fútbol, es el caudillo que se necesitaba adelante, pero repetimos. el recambio se sigue buscando.

  Lapadula tiene 31 años y no se trata del futuro del fútbol peruano. Otro factor resaltante, es su adaptabilidad al clima ecuatoriano y su capacidad para trabajar a banda cambiada a pesar de ser zurdo.

El resto del grupo dio las condiciones, Pedro Gallese volvió a tener salidas seguras, Luis Advíncula regresó a su posición natural y fue lo mejor que le pudo ocurrir e incluso marcó un gol,  Luis Abram tuvo ciertos problemas en el juego aéreo, pero estuvo impecable en lo demás, Marcos López jugó un fútbol simple, se dedicó a colocar un muro por su banda, Renato Tapia hizo lo que demanda su posición: recuperar los balones, Sergio Peña tuvo un partido muy táctico, se dedicó a cortar el juego ecuatoriano, Cueva tuvo una ocasión fallada, un gol y se le vieron chispazos de lo que fue en su momento: el pícaro 10 peruano.

Gareca hizo lo que debió realizar hace mucho, jugar a ganar y no a imponer el estilo peruano. Si observamos las jugadas del gol, todas derivan de contraataques. Ecuador apostó por el sistema ultraofensivo en la segunda mitad y Perú llegó a defender hasta con 10 hombres detrás de la línea de la pelota.


La estrategia funcionó, se utilizó el pase largo al ras del piso y se abandonó por fin la manía de siempre querer salir con el pase corto.

Lo de anoche lo definimos como una victoria pírrica, se ganó, pero se sigue en la cola de la tabla y los siguientes partidos de eliminatorias son ante potencias sudamericanas como Uruguay y Brasil. Y si alguien cree que con Bolivia y Venezuela, Perú tiene puntos seguros, no será así; esos partidos serán muy cerrados para la "sele" si tomamos en cuenta los buenos partidos que plantean ambos conjuntos estas eliminatorias.

Históricamente un equipo para clasificar al mundial en CONMEBOL debe reunir por lo menos 25 puntos para ir al repechaje y 28 para clasificar de forma directa. Perú acumula 4 unidades, necesita 21 puntos para ir al repechaje y solo quedan 10 partidos. Esto equivale como mínimo a 6 partidos ganados, 3 empatados y 1 derrota (70% de efectividad en puntos).

Ver también: El VAR tendrá árbitro exclusivo para el fuera de juego


Esta nota habla de: