Análisis. El desafío del Real Madrid de triunfar sin sus piezas claves

Análisis. El desafío del Real Madrid de triunfar sin sus piezas claves

Por: Amadeo InzirilloMiércoles 9 Mar 2022

 Si el armado de un equipo se centra en robustecer la columna vertebral (esa línea imaginaria que conforman el arquero, los zagueros, el volante central y el nueve) que te falte la médula espinal es sinónimo de una formación debilitada.

Carlo Ancelotti no podrá contar con Casemiro y Toni Kroos, los ejes del Real Madrid, en la vuelta de Champions League ante el Paris Saint Germain y con sus bajas el entrenador pierde el termómetro de su elenco y al director de orquesta.

Sus bajas retumban más fuerte aún en un plantel corto y con escaso recambio que ha perdido notoriamente variantes de jerarquía. Por eso, para el míster será un desafío, porque no cuenta con las bondades en el banco de relevos de otros tiempos.

Es cierto que Courtois viene en un gran nivel, y también es verdad que Benzema es el toque distintivo de este Real Madrid opaco, pero tácticamente, no tener al brasilero ni al alemán es perder a las dos piezas claves del funcionamiento del equipo.

Casemiro es el eje central del Merengue. El termómetro que marca el pulso y el equilibrio para que el equipo no se quiebre. El sentido de ubicación han hecho del volante un jugador clave. Parado delante de la línea de cuatro, es el que marca los tiempos y realiza los relevos para no pagar caro el desbalanceo al momento de atacar.

Pieza fundamental para Ancelotti, solo faltó a tres partidos de Liga para apelar a la rotación (el Madrid ganó todos esos encuentros vs. Athletic, Elche y Granada). Ante cada ausencia, el entrenador optó por el francés Camavinga(incluso las dos veces que Casemiro fue suplente ante Mallorca y Espanyol). De características diferentes, y sobre todo, sin la experiencia del brasilero. Allí puede existir un sensible talón de Aquiles que puede explotar el PSG, con un Messi jugando a las espaldas del volante central.

Si Casemiro es la balanza, Toni Kroos es el director de orquesta. De sus pies sensibles nace cada gestación de ataque del Real Madrid. Ubicado como interno, conforman un tridente tipo que ha mantenido su nivel durante años (completado por Modric). Acá hay otro dolor de cabeza para el entrenador, que tiene la opción de Federico Valverde, sin la generación de fútbol, el panorama ni el pase con las que cuenta el alemán.

Hay un dato curioso: el Real Madrid nunca perdió sin Kroos. Desde que Ancelotti regresó a España, el alemán ha sido fundamental en su equipo. Pero de nueve encuentros sin el volante de 32 años en la actual temporada, el equipo ganó siete y empató otros dos, obteniendo el 77.2 % de los puntos.

En esas condiciones llega el Real Madrid al partido de hoy. No solo abajo en el marcador por un tanto, sino con la titánica tarea de enhebrar un once que no tiene sus dos puntos claves. Lo sentirá en el andamiaje, sin dudas. Por eso, el todo colectivo será la herramienta para poder salir a flote y que el sueño de la decimocuarta no se haga añicos.

Ver más: Legendario: El nuevo récord de Messi en Europa 


Esta nota habla de: