Análisis: El PSG gastó 1400 millones para dominar Europa, pero no puede

Análisis: El PSG gastó 1400 millones para dominar Europa, pero no puede

Por: Amadeo InzirilloJueves 21 Abr 2022 25 días atrás

 Cuando el qatarí Nasser Al-Khelaifi se convirtió en dueño del PSG, el club deambulaba en la League 1, con rendimientos irregulares. Su vitrina solo tenía dos títulos locales (85 y 93), siete Copas de Francia (82, 83, 92, 94, 97, 2003, 2005 y 2009), dos Supercopas (95 y 98) y tres Copas de Liga (94, 97 y 2007) con una inversión en los mercados de pases era de un promedio de 10 millones por año.

La inyección económica significó un salto de jerarquía en la calidad y cantidad de fichajes, con una astronómica erogación de 1400 millones de euros en solo diez años. Los nombres también son estelares: Neymar, Mbappé, Ibrahimovic, Thiago Silva, Pastore y Marquinhos son parte de la extensa nómina de 161 incorporaciones, que también cuenta con Messi y Sergio Ramos (que llegaron en libertad de acción).

Los millones de los petrodólares alcanzaron para dominar la escena local y convertirse en dueño absoluto del país: 8 ligas, 7 copas de Francia, 8 Supercopas y 6 Copas de Liga obtenidas entre 2011/2012 y 2021/2022 pero no fueron suficientes para conquistar el logro esquivo en su historia: la Champions League.

A nivel continental, la última década marca el subcampeonato del 2019-2020, las semifinales en (2020-2021), cuatro caídas en cuartos de final y otras cinco despedidas en octavos. Algunas eliminaciones históricas como ante Barcelona (16-17) y Real Madrid en la actual temporada grabaron a fuego una gestión que pese a la inversión no logra el objetivo europeo.

El año deportivo del PSG que empieza a culminar deja un vacío muy grande. Inminente campeón de Liga, eliminado en octavos de la Copa y con la mancha de la Champions League en una temporada en la que sumó ni más ni menos que a Messi y donde las expectativas quedaron muy lejos de lo esperado.

Se espera una depuración de plantel importante en el próximo mercado de pases de apellidos que tuvieron un nivel subterráneo con dos apuntados: Donnaruma por su nivel y Sergio Ramos por su escasa continuidad (483 minutos en apenas 9 partidos, ninguno por Champions) a lo que se sumaría una muy probable salida de Mauricio Pochettino.

Pensando en la próxima temporada, el objetivo del PSG será retener a M'bappé (algo difícil) y armar un equipo entorno a él y a Messi para intentar ir por la ansiada Champions League.

Ver más: El PSG será campeón, pero con gusto a decepción 



Esta nota habla de: