Análisis. El Atlético Madrid recuperó su esencia

Análisis. El Atlético Madrid recuperó su esencia

Por: Amadeo InzirilloMiércoles 16 Mar 2022

 El pitazo al aire de Vincic marcá el final y Diego Pablo Simeone sale disparado hacia el túnel con un pique sostenido como en sus épocas de volante de selección. Abajo de sus zapatos en punta va quedando relegada la hierba del Teatro de lo sueños y el deseo de no querer despertar jamás de ese momento inmaculado.

El Atlético de Madrid lo hizo de nuevo: volvió a su esencia, jugó un partido sólido y sacó a un histórico como el Manchester United en octavos de final, con CR7 incluido en el paquete; para meterse por sexta vez en cuartos en las once temporadas del Cholo DT. Los Red Devils se suman a la lista de víctimas que tiene nombres de peso como el Bayern de Guardiola, el Liverpool de Klopp o el Barcelona de Luis Enrique.

El lugar y el rival vuelven la escena todavía más ideal, porque el Colchonero activó el modo copero para jugar un partido sin fisuras, al menos en la idea táctica de un entrenador que firma el medio a cero y que ha logrado resucitar a un equipo que deambula en Liga (cuarto a 15 puntos del líder Real Madrid) y que tropezó feo en la Copa del Rey (eliminiación en octavos a manos de la Real Sociedad.

Una despedida en primera fase de play offs en Champions podrían hacer tambalear a un ciclo inobjetable como nunca antes en estas once temporadas, dejándolo fuera de todas las competencias lejos de las instancias finales; algo que no le pasó jamás. Siempre, el Aleti de Simeone peleó hasta el final o Liga o Copa del Rey o Champions, título al margen.

El planteo fue preciso. El Cholo tomó nota del déficit de juego por las bandas en la ida y metió un pleno con el cambio posicional de Llorente a la línea derecha en lugar de Vrsaljko. Ahí, el Aleti ganó vuelo ofensivo y por una proyección del propio Llorente llegó el tanto de Lodi. Primer acierto.

Renan Lodi festeja su gol en Old Trafford

El segundo acierto fue el tridente que planteó en eje del campo con Herrera como volante tapón siendo el vértice del triángulo que completaron Koke y De Paul (de gran partido, suplente en la ida) para llenarle de presencia la mitad del campo al United y contrarrestar el juego de Bruno Fernández y Fred, las usinas de juego del local.

Simeone desarmó la línea de cuatro defensores que no le dio resultados en Liga (2 goles de Valencia, 4 de Barcelona y 3 de Getafe en fila) y recuperó la solidez defensiva con los tres centrales para blindar el arco de Oblak en los cinco partidos siguientes (Celta, Osasuna y Manchester en la vuelta no le marcaron, mientras que Betis- Cádiz-United, en la ida, solo le anotaron uno).

Armado el cerrojo defensivo, en ataque la apuesta tuvo dos puntas como Griezmann y Joao Felix, sin referencia fija, que flotaron delante de Maguire y Varane. Abroquelamiento defensivo y ataques rápidos con Lodi-Llorente por afuera o los dos delanteros por adentro en forma de contragolpe.

Otra conclusión sobre la idea del Cholo: desde el quiebre a favor en la fecha 25 vs Osasuna utilizó a Suárez solo una vez en seis partidos, el resto fue con duplas de características similiares entre Griezmann, Correa y Félix para apostar a una ofensiva liviana y con movilidad.

Mucho despliegue de Antoine Griezmann

El mercado de pases de la temporada también empieza a dar sus frutos, algo que ha estado bajo la lupa de la crítica en la década del Cholo en Madrid. Gastó en total 1152 millones de euros en incorporaciones que en las instancias finales no dieron la talla (Morata en la 20/21, Félix en la 19-20 o Lemar en la 18-19, por citar algunos casos). Reinildo y De Paul fueron integrantes del podio de figuras junto con Oblak, para empezar a justificar los 38 millones invertidos en ambos.

El Atlético Madrid de Simeone volvió a escribir una página con tinte de gesta en su vida de Champions League y va por el trofeo que al Colchonero se le niega en el plano continental. Con un equipo en crecimiento, cada vez más afianzado y con las fuerzas puestas en un solo objetivo está más que permitido soñar.

Ver más: La verdad sobre la vuelta de Messi al Barcelona 


Esta nota habla de: