Análisis: El acierto de Ancelotti y los errores de Klopp

Análisis: El acierto de Ancelotti y los errores de Klopp

La batalla táctica la ganó el técnico del Real Madrid

Por: Amadeo InzirilloDomingo 29 May 2022

 Real Madrid volvió a subirse a la cima del continente y demostró la vigencia de su hegemonía una vez más. En esa conquista, la muñeca de un viejo zorro como Carletto Ancelotti fue fundamental, y curiosamente, las decisiones de Klopp lo dejaron expuesto una vez consumada la caída, en su segunda derrota en finales de Champions League con el Liverpool. 

La batalla táctica la ganó el DT Merengue, para convertirse en el entrenador más ganador de la historia de la competencia con cuatro títulos. Pleno total con la inclusión de Federico Valverde como volante por el costado derecho, jugando de 7/8. La posición del uruguayo le explotó la espalda a Thiago y dejó solo a Robertson con el 2-1 sumando a Carvajal. Desarmar el tridente para fortalecer la mitad de cancha fue un acierto clave del italiano.

Del otro lado, Vinicuis para fijar a Alexander-Arnold, que tuvo que pensar cada vez que tenía situación de pasar al ataque. El gol es justamente una conexión de lado a lado de los dos jugadores en cuestión: un remate de Valverde desviado que encuentra al brasilero solo para conectar a la red en un cierre defectuoso del lateral derecho de los Reds.

Vinicius JR le dio la victoria al Real Madrid 

Vinicius JR le dio la victoria al Real Madrid 

Real Madrid le cedió un poco la posesión al Liverpool (56% contra 44%). Casemiro entre los centrales y Kroos-Modric como vértices del triángulo histórico. Valverde y Vini para tener amplitud de campo y cubrir las bandas. Siempre, con Benzema de referencia. El francés fue más faro de descarga que opción de definición. De hecho no tuvo tiros a puerta, sacando el gol anulado por offside.

Los errores de Klopp lo dejaron expuesto. Arriesgó con Thiago Alcántara y Fabinho sin estar al 100% y se notó. El español fue apenas una sombra: un sólo remate al arco, y si bien fue el jugador que más pases acertó (77), ninguno fue asistencia, marcando lo lejos que jugó del arco de Courtois.

El otro fallo del entrenador fue la elección del tridente ofensivo sin nueve de área, algo que había hecho en la ida con Villarreal (triunfo 2-0) y en el primer partido ante Benfica (éxito 3-1). La apuesta por Luis Díaz, Mané y Salah perjudicó principalmente al senegalés que no gravitó como centro atacante: solo dos remates en 90 minutos. Lo mejor se vio con el ingreso de Diogo Jota y él corrido a la izquierda del ataque para los minutos finales, pero fue demasiado tarde.

Justamente, Jota o Firmino hubiesen dado una referencia clara entre Militao y Alaba y hubiesen liberado a Mané y Salah, con los roles donde se sienten más cómodos. Así y todo, Liverpool generó peligro y fue más peligroso que Real Madrid. Las 24 situaciones contra las escasas 4 del Merengue hablan por sí solas.

Hay un dato curioso: Liverpool supera en 150 millones el valor de la plantilla del Real Madrid pero quedó en evidencia que el recambio de Klopp es pobre. Keita para cambiar la ecuación cuando había que jugarse la ropa no fue suficiente y terminó con doble nueve para buscar el milagro, quemando la partitura de las formas e intentando la heroica más por acierto individual que por juego colectivo.

El duelo de arqueros también marcó la diferencia. Courtois fue clave con 9 tapadas (la de Salah en el final, fundamental) y cerró con números temibles su temporada: 77.8% en paradas en el certamen para ser campeón por primera vez. El caso antagónico es el de Alisson con el segundo peor promedio de intervenciones correctas de la Champions (51%). Al brasilero lo salvó la jerarquía de su defensa pese a que le anotaron 9 goles en los 7 partidos de la etapa final.

Thibaut Courtois, el mejor portero del mundo

Thibaut Courtois, el mejor portero del mundo

Tal fue la confianza de Ancelotti, que hasta se dio el lujo de casi no usar a Rodrygo, héroe en las semis con sus goles al Manchester City. El partido pedía antes recambio en la mitad del campo con piernas frescas. Por eso Camavinga por Modric y Ceballos por un extenuado Valverde.

En la película completa Real Madrid es un justo campeón: eliminó en octavos al PSG de las estrellas, en cuartos al último campeón Chelsea y en semis al candidato Manchester City. Revirtió las series de octavos y semis tras perder en el primer partido y jamás perdió las esperanzas aun estando casi eliminado como contra los de Guardiola. En finales ya es un especialista: 14 ganadas de 17 posibles, con la última caída hace 41 años. El más ganador, lejos.

Ver más: Las 5 razones para la 14ª del Real Madrid 



Esta nota habla de: