Durísima confesión: "Quisieron pegarme un tiro en la cabeza"

Durísima confesión: "Quisieron pegarme un tiro en la cabeza"

Durísima confesión de la estrella de Brasil: "Quisieron pegarme un tiro en la cabeza". El delantero Richarlison habló en exclusiva para As y relató aspectos de su dura infancia en Brasil.

Domingo 19 Dic 2021

La rompe en la selección de Brasil y en el Everton de la Premier League  y todo tiempo rivaliza con los jugadores de la selección argentina, a los que pica por la reciente Copa América. Richarlison de Andrade, que reapareció en el equipo de Liverpool tras una lesión, habló para As de España y contó aspectos escalofriantes de su infancia, marcada por la violencia y la muerte.

Ancelotti en su vida

Consultado por el entrenador del Real Madrid, a quien tuvo en el Everton, Richarlison responde: "Ancelotti es un gran entrenador, uno de los más grandes de la historia. No es casualidad que haya conquistado todos los títulos que tiene. Fue un tiempo en el que aprendí mucho y evolucioné dentro y fuera del campo. Fue un privilegio tener la oportunidad de trabajar con él y solo le deseo lo mejor".

Durísima confesión: "Quisieron pegarme un tiro en la cabeza"

El Mundial de Catar 2022

Como tantos otros jugadores, uno de los grandes objetivos de Richarlison es el Mundial de Catar. Ya tiene la Copa América de 2019, y ahora quiere la más importantes de todas: "Jugar en la Copa del Mundo es mi sueño de infancia, y para eso necesito trabajar cada vez mejor, estar en buena forma porque la competencia es muy dura".

Su infancia, dura y pobre

No obstante, la parte más dura de la entrevista fue cuando se le preguntó por su infancia, de la que dijo que "Fue muy pobre". "Nací en una ciudad al norte del estado de Espírito Santo, en el sureste de Brasil. Es un pueblo pequeño, donde mucha gente trabaja en el campo y hay mucha pobreza". Richarlison agrega que trabajó desde chico: "Para ayudar, vendiendo dulces, helados e incluso recogiendo café con mi abuelo cuando era adolescente".

Durísima confesión: "Quisieron pegarme un tiro en la cabeza"

Una pistola en la cabeza

El delantero se quiebra al confesar la parte más dura: "Vi muchas cosas malas como drogas, violencia... Fue muy complicado, pero tuve un ángel de la guarda que siempre me llevaban al lado correcto" y relató cómo casi le pegan un tiro en la cabeza: "Yo volvía de la escuela de fútbol con mis amigos y un tipo pensaba que yo estaba vendiendo drogas en su área donde estaba vendiendo. Me apuntó con la pistola a la cabeza, me amenazó pero gracias a Dios tuve la tranquilidad de explicarle que estaba de camino a casa del fútbol y que no vendía ni consumía drogas".

"Eso realmente marcó mi infancia y me animó a recorrer un camino muy diferente al que terminaron algunos amigos, porque no tuvieron tanta suerte como yo. el fútbol me salvó la vida literalmente".

Ver más "Conmigo de presidente Messi no se iba del Barcelona"

Esta nota habla de: