El ojo clínico del Junior de Barranquilla en la incorporación de refuerzos

El ojo clínico del Junior de Barranquilla en la incorporación de refuerzos

En los últimos años Junior ha hecho buenos negocios

Miércoles 18 Ene 2023

 Junior de Barranquilla volvió a apostar fuerte en un mercado de pases con la flamante incorporación de Juan Fernando Quintero. Si bien el volante ofensivo llega en libertad de acción del Shenzhen chino, la inversión en su salario será alta (2,2 millones de dólares) convirtiéndolo en el mejor pago de la liga colombiana.

No es la primera vez que el club hace una apuesta fuerte por un jugador que milita en el exterior: Miguel Borja y Yimmi Chará también llegaron gracias a una fuerte inversión y trajeron sus dividendos una vez consumadas sus transferencias.

El caso de Chará es emblemático. El delantero fue la compra más cara en la historia del fútbol cafetero tras su arribo desde Monterrey de México a cambio de 4 millones de dólares y terminó siendo un buen negocio porque fue transferido a Atlético Mineiro por 5,15 millones.

Con Borja pasó algo similiar: el centro atacante arribó a Barranquilla por 3,9 millones de dólares proveniente de Palmeiras y fue vendido casi por el doble a River Plate (6,7). El punta, además, tiene el récord del salario más caro en la historia de la liga.

Ver más: Ecuador y un bombazo: tiene todo acordado con el Tigre Gareca

A esa lista hay que sumar a Luis Díaz, otro caso emblemático. El delantero arribó al club sin costo en 2017 proveniente de Barranquilla FC y tras explotar en el primer equipo, fue transferido a Porto a cambio de 7,22 millones, convirtiéndose en la segunda venta más cara del país.

Luis Diaz y su gran paso por el Junior de Barranquilla 

Luis Diaz y su gran paso por el Junior de Barranquilla 

Los otros dos aciertos (menores en cifras) también dejaron ganancias: Víctor Castillo costó un millón (de Deportivo Pasto) y salió en calidad de venta a Corinthians por 2,7 y Aléxis Pérez llegó de Uniautónoma sin costo y dejó en las arcas del club 2,5 millones por su transferencia a Querétaro.

A la espera del ansiado estreno oficial de Juanfer Quintero con la mítica 10 en la espalda, pensarlo como futuro negocio parece complicado por la edad avanzada del volante (30 años) aunque sin dudas, le dará un salto enorme de calidad en lo deportivo al Junior de Barranquilla que busca ser campeón tras tres años de sequía.

  Ver más: Ten Hag no lo podía creer: El golazo de tiro libre sobre la hora contra el Manchester United 

Esta nota habla de: