Así era Ronaldo: 17 años y cinco goles en su segundo partido

Así era Ronaldo: 17 años y cinco goles en su segundo partido

Por: Leandro RodríguezSábado 24 Abr 2021

 Hoy cualquier jovencito que muestre algo de habilidad en un partido de primera división, es comprado por un grande de Europa como una apuesta a futuro. Sin ir más lejos, el Manchester City acaba de fichar a Kayky Chagas, que tiene un puñado de minutos en Fluminense y que ya fue comprado en 17 años. Pero cuánto valdría si Ronaldo Nazario estuviese jugando hoy. 

La tarde del 7 de noviembre de 1993, Ronaldo jugaba su segundo partido como profesional. El entrenador de ese momento decidió ponerlo como titular ante Bahía en el Mineirao de Belo Horizonte. 

En ese momento, Ronaldo tenía solo 17 años y si bien se hablaba de él, Ronnie dejó a todos boquiabierto esa tarde ya que Cruzeiro ganó 6-0: él metió cinco goles y dio la asistencia del otro. 

Lo cierto es que Ronaldo terminó rompiendo todo en Brasil porque en 47 partidos, durante dos temporadas, metió 46 goles, casi un gol por partido y fue por eso que estuvo en el Mundial de Estados Unidos 1994 con Brasil y luego, el PSV de Holanda por 5 millones de euros, una fortuna para esa época. 

Hace unos meses, en diálogo con FIFA.com, R9 confesó: "Me acuerdo perfectamente de todo en mi carrera, desde el inicio. Cómo era esa sensación de crecer y convertirme en un futbolista profesional en Cruzeiro. Siempre soñé con ser jugador de fútbol profesional, por lo que fue una emoción muy grande el darme cuenta de que estaba sucediendo. Me temblaban las piernas, los brazos, las manos. Luego empezó el partido y ya me tranquilicé". 

Para cerrar, recordó su debut, es decir, el partido anterior a este duelo contra Bahía: "En aquella época aún no teníamos teléfonos celulares. Me acuerdo que, de mis amigos de Bento Ribeiro, pocos tenían teléfono fijo en sus casas. Avisé a mi familia y uno o dos amigos que tenían teléfono en aquella época. Todos estaban emocionados. El partido no se televisó, entonces mi papá se fue a otro barrio donde hay un morro muy grande: tenía una radio muy antigua, de gran frecuencia, y sintonizó una radio de Belo Horizonte, a 600 kilómetros de Rio de Janeiro. Escuchó el partido en tiempo real. Ganamos".

Esta nota habla de: