Opinión. Alianza Lima da gusto, y Universitario es una incógnita

Opinión. Alianza Lima da gusto, y Universitario es una incógnita

Por: Alexis RamosJueves 19 Ago 2021 9 horas atrás

 Tras 17 meses, volvió el partido más candente del fútbol peruano. Todo el pueblo peruano, estresado por la insufrible situación política, esperaba observar la rivalidad picante entre los compadres: Universitario y Alianza Lima. Ambos equipos no decepcionaron. Tras 90 minutos, podemos afirmar que nos regalaron un partido fuera de contexto en la Liga 1 peruana: idas y venidas, choque fuerte por ganar el balón, emoción hasta la última jugada y un trasfondo inigualable con un DT siendo despedido. 

El Clásico que había perdido ese toque picante en los últimos años ha vuelto a ser el mismo. A continuación, el análisis de un partido que entrará a la antología del "Clásico de los clásicos".

La mala racha de la U (2 victorias en 11 partidos) avizoraba un partido opaco, pero los merengues no perdían un clásico desde hace 3 partidos así que algo de esperanza seguía en pie. La U fue víctima de sus errores y del infortunio. En un partido tan parejo, un jugador tan desequilibrante como Alberto Quintero no se puede lesionar; pero lamentablemente ocurrió. 

Universitario comenzó bien de la mano de Quintero, pero tras su sustitución tempranera se notó que, de a poco, Alianza comenzó a aplacar a Universitario como lo viene haciendo con otros rivales en cada partido de liga. Llegó un punto donde la fragilidad de la U se hizo evidente, solo los palos defendían al equipo crema y solo los contragolpes servían para atacar. 

Los cambios de Ángel Comizzo no se comprenden, dejó afuera a un jugador clave como Aldo Corzo y desmoralizó a su equipo cuando gritó en el silencioso Estadio Nacional: "Alexander Succar, el error del gol es absolutamente tuyo".

En el otro patio se sintió todo el contrario, desde el DT hasta en el juego. El hincha blanquiazul, tras décadas de espera, puede afirmar que ayer observó un fútbol gustoso de ver (como en sus orígenes). Daba gusto observar la creatividad para generar ocasiones, esta simbiosis entre Jairo Concha(la juventud) y Hernán Barcos(la experiencia) en el mediocampo hizo y deshizo en la cancha de Universitario

Sin embargo, no estuvieron tan finos de cara al arco, solo para la estadística: 4 tiros al palo, esto provocó que el partido se ganara recién en la última jugada del encuentro. La entrega de los blanquiazules es digna de resaltar, cuando se volcaba un poco el partido todos iban a recuperar balones. 

El DT Carlos Bustos es otro personaje que es responsable de la situación de Alianza: motiva a sus jugadores, es estricto pero comprometido a defender a cada uno de sus muchachos, contagia la entrega que muestran sus jugadores, ha implantado estilo de juego y fue muy sesudo para conservar la calma del equipo cuando le expulsaron un jugador. Alianza gana, juega vistoso y contagia alegría.

Ojalá más partidos de la Liga peruana fueran así. Los únicos beneficiados son los hinchas y el crecimiento deportivo. Se exige a cada equipo jugar cada partido como si se tratara de un clásico, con idas y venidas, sudando hasta la última gota. 

Incluso, terminado el Superclásico el ambiente seguía cargado: la directiva de la U rescindió el contrato de Ángel Comizzo. Lamentable noticia, pero que no hace nada más que dar a este partido un trasfondo único e inigualable al menos esta década entrante. Por 90 minutos, la Liga 1 se volvió un candente partido del Brasileirao; ojalá ocurra más seguido.

Ver también: Zaracho se volvió loco e hizo el mejor gol de la Libertadores


Esta nota habla de: